24.6.11

Por fin... ¡Alguien hizo público el Sentido Común!

Azedine Alaïa (Túnez, 1940), uno de los diseñadores más influyentes en moda, ha rechazado la oferta del grupo al que pertenece Dior debido a la presión de la firma en cuestiones de plazos, de número de colecciones a presentar, etc.Alaïa es famoso por haber criticado este sistema inhumano de producción habiendo dejado de presentar sus colecciones en desfiles oficiales para, en su lugar, presentarlas y venderlas cuando realmente tenía algo que mostrar (al contrario de lo que dicta el calendario oficial) desde hace años.

El pasado lunes hizo unas declaraciones en WWD sobre John Galliano: "es muy triste, es un amigo; es demasiado, demasiada presión, demasiadas colecciones” (un total de diez). Y esta misma semana declaró en la revista Virgine su antagonismo a dos de los personajes más famosos de la actualidad: Anna Wintour y Karl LagerfeldDe Wintour destaca su nefasto gusto para la moda: “Cuando veo cómo se viste no puedo sino cuestionar su buen gusto, es buena para las relaciones públicas y para el negocio, pero nada más. ¿Quién la recordará cuando se vaya? Vogue permanece, sus editores vienen y van”. Sobre Lagerfeld dice que: “No me gusta su moda ni su personaje, es una caricatura. Nunca ha tocado un par de tijeras en su vida. Tal vez sí es grandioso, pero yo prefiero morirme antes que salir en un comercial”.


En mi opinión, Azzedine lleva toda la razón: Anna ha sabido conseguir mucho dinero para Vogue, sin embargo a diario resulta evidente su mal gusto. Tanto ella como Karl han hecho de sí mismos una caricatura para sobreponerla a su manifiesta falta de genialidad estética. Aunque ambos podrían destacar en al ámbito publicitario están, sin embargo, ocupando un puesto importante en la moda que, a mi juicio, está obsoleto y está teniendo repercusiones negativas para todo el mundo. Karl+Anna= qué se ve en todas las revistas, qué copian todas las marcas, qué se lleva... etc. Demasiado poder para talentos ausentes.



19.6.11

Bowish

Imagen izquierda: David Bowie 1973
Imagen derecha: Marc Jacobs, colección otoño/invierno 1986