6.3.12

Ángel González García. Recortes de prensa.

[Sobre el título y el contenido de El Resto«Algunos han entendido por resto aquello que sobra y que yo me ocupo de lo que sobra. No, me dedico a lo que le ha sido quitado brutalmente al arte, sonsacado y arrojado a lugares oscuros, que ha quedado en la basura».


«al arte se le ha restado casi todo. De entrada su función social. Se ha convertido en algo superfluo, de lujo»


«hoy en día el único criterio de identificación de un artista es que el propio artista declare serlo. Lo cual es chocante porque no es panadero quien dice serlo sino aquel que vende pan».


«las instalaciones suelen ser lamentables por la falta de medios de los artistas. Quien tiene verdadera capacidad y talento para ello es Hollywood»; «hablar de movimientos artísticos es una superchería que consentimos»; «los artistas no deberían tener mucha imaginación. El mundo está lleno de cosas maravillosas y no necesitamos que salgan piernas de las paredes».


[Para él el arte es] «Una forma gozosa de celebrar el hecho de que estemos en el mundo en contacto con sus fuerzas, esa fuente constante de placer y de tragedia».


Fuente:
http://www.abc.es/hemeroteca/historico-09-10-2001/abc/Cultura/el-historiador-de-arte-angel-gonzalez-garcia-gana-el-nacional-de-ensayo_51847.html




 "El coleccionismo es un despropósito cuando no se trata de una iniciativa seria. Por ejemplo, la colección Carmen Thyssen: no sé si es un malentendido o una superchería, porque esa mujer no es coleccionista. Es una comerciante de arte", empieza fuerte. "Por más reparo que yo ponga a los coleccionistas, creo que ellos alientan un cierto amor al arte. Pero ella se dedica a comprar obras de arte con el fin de revenderlas mucho más caras. Está empeñada en vendernos eso"; "No tiene sentido que volvamos a tropezar con la misma piedra. Vio que su marido, que sí era un verdadero coleccionista, dio el pelotazo al vendernos esa colección tan desigual, de la que se libran 12 piezas, por una cantidad desmesurada [350 millones de dólares, en 1993]. ¡Y quiere volver a hacerlo!"


"Si el Estado quiere comprar obras de arte de calidad, que las compre directamente, pero no lo hagamos a través de esta pintoresca intermediaria, que, además, quiere vendérnosla en bloque. Esperemos que el PP no cometa el error de comprarla".


Para Ángel González, las obras de arte han sido "secuestradas por los ricos y sus cómplices", por eso no entiende la necesidad del fomento del coleccionismo. Reconoce que le escandaliza que al frente de los patronatos de los dos museos estatales más importantes de este país estén presididos por "un ricachón" y por "el hombre de Goldman Sachs en España". "¿A quién va a poner la derecha? A lo mejor ya están satisfechos... A mí esta gente no me representa, no representa a la gente sencilla. No entiendo por qué hay tantas mediaciones y tantos filtros, me parece un escándalo que se cobre en los museos al pueblo español, propietario de ese patrimonio. En la National Gallery entras y si llueve está lleno de vagabundos, que encuentran en esa casa de musas cobijo y amparo. Aquí sólo falta que nos hagan un tacto rectal", ironiza.


"El arte no tiene por qué transmitir conocimiento. Es un acontecimiento sensorial. El arte debe ayudar al trabajador que vuelve a casa hecho papilla por culpa de un ritmo de trabajo horrible, que el capitalismo impone a los pobres. Lo único verdaderamente revolucionario es reivindicar al arte como instrumento de regeneración corporal frente a los abusos impuestos por el capitalismo. El arte tiene un fuerte poder curativo de un cuerpo machacado por los ricos. El arte ha sido secuestrado por los ricos para que no tengamos ni siquiera ese consuelo".


"No sé por qué hay que dar a los ricos que se dedican a acaparar obras de arte facilidades fiscales, sinceramente, no lo entiendo. ¿Quién pide la Ley de Mecenazgo? Los ricos coleccionistas. Esto es una gigantesca patraña"


"Para mí ese [el arte comprometido] es un arte esencialmente reaccionario, gente como Santiago Sierra. Estos artistas reactivan un arte que se agota en la propaganda, en la difusión y promoción de ideas que son siempre las ideas de los que mandan. Todo arte de ideas es un arte reaccionario, enemigo de la causa de los pobres"


 "El arte contemporáneo es uno de los peores negocios que se conocen"; "A Carmen Thyssen le ha venido muy bien, pero el 90% de las inversiones en arte son fallidas. Si quieres hacerte rico, no lo inviertas en arte porque lo perderás. Hay gente a la que le toca la lotería, que es lo que está esperando la buena de Tita, que le toque por segunda vez. Pero esto empieza a parecerse mucho a Fabra, al que le toca demasiado la lotería"


Fuente: http://www.publico.es/culturas/407123/el-arte-ha-sido-secuestrado-por-los-ricos-y-sus-complices




“Félix Fénéon, el mayor impulsor del arte nuevo a finales del siglo XIX en Francia, era un terrorista. Un anarquista que puso bombas con víctimas. O Topino-Lebraun, que participó en un complot para acabar con el Primer Cónsul francés.”


“El arte es algo que tiene como objeto hacer más habitable el mundo. Me temo, sin embargo, que los artistas hoy intentan hacer del arte un instrumento de denuncia. Es una tonta manera de hacerle la competencia a la política. Pero como ya nadie quiere hacer política…”


 “los pobres sólo son un pretexto para contarles cuatro cuentos a los ricos”


“Si la política ahora la van a hacer los artistas la hemos cagado"


“José Valdelomar me decía que el arte de hoy se parecía a las máquinas de toques que hay en algunos bares de México, donde gana el que más tiempo aguanta la descarga eléctrica que suelta la máquina.”


 “Vivimos en una época del alma. Cuando se habla tanto del cuerpo es que no hay cuerpo. Pertenecemos a un mundo espiritual, de fantasmagoría, con abstracciones como el dinero, que es invisible, inmaterial. Yo reivindico la materialidad, la corporeidad, la fisicidad del arte. El arte es un asunto del cuerpo.”


“Esos objetos que se venden en las tiendas de los museos pervierten la idea del arte. Las imágenes no son el arte, son el desencadenante del arte. El arte es la sensación física con la que uno vuelve a casa del museo, no un souvenir.”


 “Lo que salió verdaderamente mancillado de Auschwitz fue la risa, no la poesía. A los judíos se les gastaba una broma espantosa: sacaos la ropa, vamos a daros una ducha. Por eso hablo de cómo la caricatura acaba convirtiéndose en algo demoledor. Y eso viene de los ambientes artísticos.”


Fuente: http://vivirdelcuento.blogspot.com/2009/05/angel-gonzalez-garcia.html


Los surrealistas «soñaron la televisión», (...) Breton y los suyos (...) contribuyeron a construir «uno de los dispositivos más devastadores de toda la historia del arte, que es esa máquina de producción de imágenes en cadena que encima no ha quedado bajo el control de los artistas, sino de los productores de Hollywood o de la industria publicitaria»; «Su famosa fábrica de sueños ha resultado ser un narcótico»


 El arte «debe ocuparse siempre de sentir el mundo real, no otros mundos»


«Quienquiera que no se haya sentido surrealista al menos durante cinco minutos o un mes es un miserable. Pero cuando se pretende que eso dure años o toda la vida, entonces resulta deprimente».


Fuente: http://servicios.elcorreo.com/guggenheim/expo-surrealismo3.html


«no creo que el 'Cuadrado negro' sea metáfora de nada, salvo tal vez de la nada misma...; es también, y antes que nada, una escandalosa paradoja del ya de por sí paradójico proyecto de Malévich; el paso más oscuro del suprematismo; su más negra encrucijada».


Fuente: http://www.elcorreo.com/vizcaya/pg060711/prensa/noticias/Cultura_VIZ/200607/11/VIZ-SUBARTICLE-004.html


Así debíamos ser nosotros en otro tiempo: testigos involuntarios de la muerte y la ignominia. Bastaba con que pudiéramos declarar que habíamos visto esto o aquello, que lo habíamos oído o lo sabíamos, para que la Bienal de Venecia nos abrumara con su benevolencia y casi nos sepultara en su compasión. Pero ya lo hemos olvidado y ahora somos nosotros quienes nos arrogamos el dudoso privilegio de compadecer a los que sufren y felicitarnos de que no hayamos muerto [...] Advertidos seguramente de la ridiculez de una exposición testimonial —palizas, banderas, consignas, sangre y fuego—, los responsables de Chile vive han caído en el vicio contrario: aquí no pasa nada que no haya pasado antes en otro lugar; el arte, por fortuna, sigue vivo [...] Me gustaría saber lo que Dittborn y Leppe piensan de todo esto. Por el contrario, lo que piensa el autor de la gigantesca mano que surge de la acera de la calle Alcalá no me interesa nada.


Fuente: http://www.scielo.cl/scielo.php?pid=S0718-71812010000200012&script=sci_arttext
Fuente original de la cita: González García, Ángel. «Chile al revés». Cambio 16 (1987, 2 de febrero). Medio impreso







Artículos online:


(E)videntemente: http://webpages.ull.es/users/reacto/pdfs/n4/gonzalez.pdf


Donde se asegura que un piso no es una casa: http://proyectandoleyendo.wordpress.com/2011/01/11/donde-se-asegura-que-un-piso-no-es-una-casa-angel-gonzalez-garcia/